CIUDAD DE MÉXICO, 23 de febrero de 2019.-Llegó el día de decirle adiós a la flotilla de vehículos oficiales y este sábado inició la primer subasta de vehículos del gobierno federal, propuesta por el presidente de México Andrés Manuel López Obrador.

Desde las 9 horas, los asistentes y compradores comenzaron a llegar a la Base número 1 Militar de Santa Lucía, para observar los vehículos, encontrando desde motocicletas, camionetas blindadas, tractocamiones, un autobús de pasajeros e incluso el famoso automóvil Audi A8, que estuvo al servicio de Presidencia.

La subasta que inició minutos después del mediodía, tenía previsto iniciar a pujar por el Audi A8, el cual fue cambiada a al número 51 y por lo que la primera venta fue una camioneta Chevrolet Tahoe 2013 en una cantidad de 220 mil pesos, la cual dobló su precio de salida, que era de 120 mil 700 pesos.

La nota aquí.