OMETEPEC, Gro., 23 de agosto de 2019.- Comerciantes del tianguis campesino del Centro, el cual se ubica a unos metros del Zócalo, invaden la avenida principal Cuauhtémoc de este municipio, pese a que habían sido reubicados.

La vendedora de pollos, de nombre Rosario, reconoció que llevan a cabo esta práctica. “Por lo mismo que la gente no entra para allá, así que todos (los comerciantes) se salen para allá afuera, allá venden más y pues aquí somos los únicos que estamos, las comideras, las que venden pollo, nada más y según dicen que van a traer a las del pescado, pero las del pescado no se quieren venir para acá, porque quieren estar mejor en la calle, porque según venden más”.

Durante el actual gobierno que encabeza el alcalde priísta Efrén Adame Montalván, el problema del comercio informal ha empeorado, provocando la invasión de los espacios públicos, por lo cual los peatones, muchos de ellos niños de primaria, se vean obligados a caminar por la calle, debido a que las banquetas están obstaculizadas por los ambulantes.

Son unos 300 comerciantes semifijos que pagan diariamente cuotas al Ayuntamiento que van desde los 10 y hasta los 60 pesos diarios. Otros vendedores- de los pocos que permanecen en el tianguis campesino-, reconocieron que ese mercadito y el comedor comunitario, que están a nombre de un familiar político del alcalde, fueron construidos con recursos municipales y que el presidente paga una renta que oscila en los 50 mil pesos mensuales, sin embargo el tianguis está semivacío porque los locatarios salen a la vía pública a vender.