Cada quién sus datos

El diario Reforma publicó una encuesta de cara al segundo informe de gobierno del presidente López Obrador.

Según Reforma, AMLO suma de 56% de aceptación, 22 puntos menos respecto a quienes lo apoyaban al inicio del sexenio.

Mientras, el presidente volvió a cargar contra el periódico Reforma; alega que esa encuesta “está cuchareada”; presume tener contentos a 7 de cada 10 mexicanos.

El desprecio del presidente por lo que Reforma diga no es nuevo, pero la nota es que los números de otras casas encuestadoras, como GEA-ISA, Gabinete de Comunicación Estratégica, la del diario El Financiero o las de Roy Campos de Consulta Mitofsky, están más cerca de las del diario conservador -diría López Obrador-. Las encuestadoras coinciden: sólo 4 de cada 10 lo aprueban; 6 de cada 10, no.

Además, la encuesta de Reforma no solo toma nota de la baja de popularidad presidencial sino del crecimiento de la desaprobación al desempeño del gobierno de la 4T; en marzo tenía 18 negativos, hoy, marca 41% de opiniones en contra. 

Cada quién sus datos, de acuerdo, sin embargo, preocupa que los números del presidente sean imprecisos. Nos hace desconfiar qué con la misma ligereza AMLO y la “cuatroté” midan y propaguen los datos en la economía, la crisis financiera, el empleo o la crisis sanitaria.