Volver al futuro

Entre falta de voluntad, negligencia, infeciencia y perversidad, nos alcanzó el destino. Los gobiernos –federal y locales– tardaron demasiado en advertir los costos del olvido ambiental.

–¿Sería porque el aire no se ve, la polución no mata en caliente, y combatirla quita votos?; ¿o quizá porque el juego de la corrupción es más rentable que la ira social?

Como sea, la Comisión Ambiental de la Megalópolis (CAMe) pretende recuperar de lo perdido lo que aparezca; aplicar medidas que hace más de una década funcionan en ciudades y países con visión de Estado.

La nueva Norma Emergente de Verificación Vehicular, es la puntita –nada más– de una larga cadena de reglamentos ambientalistas, aún por anunciarse.

El remedio más urgente pasa primero por los vehículos automotores emisores del 80 por ciento de los gases tóxicos; seguirán restricciones irreversibles a la industria, basureros a “cielo abierto” y demás fuentes fijas de contaminación, adelanta el Secretario del Medio Ambiente, Rafael Pacchiano.

A la búsqueda de remedios le echarán “montón” las secretarías de Salud, Comunicaciones y Transportes y Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU); se intentará una solución integral, como exige el Jefe de la CDMX, Miguel Ángel Mancera, cansado de mentadas y el desprecio de vecinos gobernadores del Edomex y Puebla, también aspirantes a protagonizar la sucesión presidencial.

Salud, que miraba de lejecitos –via Cofepris– medirá efectos contaminantes en la población. De sobrevivir se trata.

SCT pondrá en orden al transporte federal, público y de carga; hará efectiva la verificación de ese parque vehicular que circula sin control. ¿Tendrá capacidad? (Creo que no).

SEDATU jugará un papel de mayor impacto a largo plazo. A la oficina de Rosario Roblescorresponderá modificar reglas para equipar viviendas; impondrá nuevas normas a inmobiliarias –públicas y privadas– para usar gas natural en lugar de gas LP, exigir estufas eléctricas y calentadores que utilicen energía solar en el hogar.

También hará falta que Hacienda le entre con un mega programa de financiamiento para renovar la flota de vehículos oficiales, taxis, transporte urbano concesionado y flotillas de empresas particulares, con vehículos híbridos y eléctricos, limpios y eficientes.

¿La ilusión de “volver al futuro”… suena “re” duro?

EL MONJE EXIGENTE: La CDMx no es la urbe más contaminada del país; Monterrey, Toluca, Salamanca, León, Irapuato, Silao y Puebla, están peor, ….guardada la proporción.

@JoseCardenas1 | [email protected] | www.josecardenas.com