ZIHUATANEJO, Gro., 27 de julio de 2019.- Las instalaciones de las antiguas Villas Juveniles, ubicadas frente a laguna Las Salinas, se encuentran en total deterioro y sin ninguna utilidad pública, pues desde hace más de diez años se ha planteado usarlas para diversos proyectos, sin que ninguno se haya concretado a la fecha. 

El viejo edificio de dos plantas, que en el pasado sirvió para albergar a jóvenes estudiantes y deportistas que llegaban de diversas partes de la República para participar en eventos en Zihuatanejo, presenta cuarteaduras y especialistas de Protección Civil lo dictaminaron como inhabitable. 

Como parte de las instalaciones y derivado de convenios con diversas dependencias, como la Conade, en el exterior había un espacio de cabañas para convivios o acampar, sin embargo, se deterioraron y desaparecieron. 

Pese al riesgo que el edificio representaba por el deplorable estado, la administración del extinto ex alcalde Eric Fernández alojó ahí de manera temporal a familias desplazadas por la violencia, y en 2012 se hizo un levantamiento con un proyecto de reconstrucción total con una inversión de casi cinco millones de pesos, pero no prosperó. 

Para darle uso se propusieron diversos proyectos como convertirlo en un espacio para la cultura, artes y oficios, en una casa del estudiante para jóvenes de la sierra y comunidades de la parte baja, así como de otros municipios como Petatlán y Coahuayutla, incluso un refugio para la atención veterinaria y protección de animales, pero ninguno ha llegado a término. 

Al parecer el problema es que hay controversia en la posesión de este espacio que inició como parte de un organismo civil, pero manejado por el municipio, y no se cuenta con los documentos para que los trámites puedan concluir.