CIUDAD DE MÉXICO, 3 de diciembre de 2019.- La violencia contra las mujeres atraviesa la tecnología y se reproduce en línea mediante las redes sociales, que repiten patrones estructurales de inequidad entre hombres y mujeres, coincidieron feministas reunidas en la UNAM.

Para contrarrestar sus efectos es necesario debatir sobre el tema, crear leyes y analizar las ya existentes, dijeron en el encuentro Ciber-Hacktivismos contra la violencia patriarcal, organizado por el Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades (CEIICH). 

Este tipo de violencia es una extensión de la que siempre ha existido, histórica y patriarcal, pero ahora se expresa en nuevas plataformas y formatos, en los que se vincula con temas como la vigilancia masiva, la privacidad y el derecho a la intimidad en Internet.

Graciela Natansohn, de la Universidad Federal de Bahía, Brasil, y quien realiza un posdoctorado sobre el tema en el CEIICH, consideró necesario legislar y normar en México el uso de Internet, para evitar que se continúe violentando a las mujeres en los entornos digitales. 

Aimée Vega Montiel, investigadora del CEIICH, expuso mediante su participación en video, que en un contexto de violencia estructural contra ellas resulta oportuna esta acción colectiva en torno a la comunicación digital. 

Entre los desafíos del nuevo contexto digital destacó el ámbito de la normatividad, la importancia de que los Estados asuman su responsabilidad para garantizar condiciones de seguridad y que las mujeres puedan tener un espacio digital seguro y expresarse libremente.

La nota completa aquí.