CHILPANCINGO, Gro., 11 de enero de 2019.- La ilusión de recibir un juguete por parte de los Reyes Magos se cumplió este viernes en niños de la escuela primaria indígena Conetcalli, una institución en construcción que atiende a 72 niños migrantes, la mayoría desplazados de sus comunidades por la violencia e inseguridad en varios municipios de Guerrero.

Roscas, juguetes, chocolate y piñatas llegaron a Conetcalli (del náhuatl, Casa del Niño) por parte de jóvenes voluntarios de la corporación CreArte, generación 81 y 83, agrupación filantrópica con 10 años de trabajo en Chilpancingo.

La directora del plantel ubicado en la colonia Las Torres, Onira Garduño García informó que la institución comenzó a laborar en 2013 ante la solicitud de diversos padres de familia migrantes, que por trabajo salían de sus comunidades hacia la capital de Guerrero.

No obstante, reconoció que en los tres últimos ciclos escolares la violencia e inseguridad ha provocado alto índice de migración y en consecuencia tienen más niños que llegan a esa institución, donde existen grupos multigrados, un maestro para dos grados, es decir sólo laboran tres docentes para los seis grupos.

En esta institución que cuenta con dos galeras edificadas con madera, láminas de cartón y galvanizada, se imparten clases en español, náhuatl, tu’un savi (mixteco) y nankue ñomdaa (amuzgo), debido a que se atiende a niños desplazados de las regiones Centro, La Montaña, Costa Chica y Costa Grande.

La directora lamentó que la Secretaría de Educación Guerrero (SEG) y el Instituto Guerrerense de Infraestructura Física Educativa (IGIFE) sólo den largas para el proyecto de edificación de las aulas de dicha institución que se localiza a escasos 500 metros, atrás del Palacio de Gobierno en la capital, en un predio donado de dos mil 221 metros cuadrados.

Por su parte uno de los integrantes de CreArte, Luis Alberto Sánchez explicó que la idea de llevar regalos a los niños es para contribuir en la vida sana de estos; además de los regalos, piñatas y las roscas, a la institución se le donó madera para una biblioteca escolar.

Manifestó que CreArte trabaja con organizaciones, fundaciones o instituciones que se interesan por construir ciudadanos y nuevas generaciones con visión de una sociedad incluyente.