ACAPULCO, Gro., 19 de noviembre de 2017.- El secretario general del Partido de la Revolución Democrática (PRD) Alberto Catalán Bastida dijo que la declaración de guerra contra la candidatura de Ángel Aguirre Rivero a diputado federal por parte de los padres de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa es alentada “por alguien o por un partido que ve altamente competitivo” al ex gobernador.

El vocero de los padres Felipe de la Cruz en nota publicada por Quadratín el sábado sentenció que no dejarán que Ángel Aguirre compita por el Distrito 8 de la Costa Chica de Guerrero, y advirtió a la Junta Local del Instituto Nacional Electoral (INE) que de aceptar su registro como candidato le exigirán cuentas al órgano electoral por proteger a responsables de un crimen.

Este domingo Alberto Catalán quien forma parte de Izquierda Progresista de Guerrero (IPG), expresión del ex mandatario al interior del PRD, calificó esa postura como “radical” y señaló que Felipe de la Cruz “carece de toda autoridad moral para hacer ese tipo de señalamientos, tenemos información de que el señor saca prebendas personales de esta situación”, afirmó.

Reiteró que Aguirre Rivero “no es investigado por ningún delito”, y pidió “que se deje de estar politizando una tragedia tan lamentable”, como fue la desaparición de los normalistas, sobre la que dijo, hay varias personas investigadas y procesadas como es el caso del ex alcalde de Iguala José Luis Abarca y su esposa.

Aseguró que “si hubo alguien que apoyó a la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa fue Ángel Aguirre”.

Y enlistó que “él le donó camiones para que dejaran de seguir tomándolos a la fuerza o robándolos, les ayudó en la remodelación de la escuela, les equipó la cocina, les dio material, talleres, les arregló los dormitorios, son cosas que están demostradas, las entregas fueron públicas, fue el único gobernador que después de mucho tiempo visitó esa escuela”.

Insistió en que no hay ninguna línea de investigación en contra del ex gobernador y que los hechos de Iguala “le pudieron tocar a cualquier gobernador en funciones, está demostrado que fue delincuencia organizada y el caso está en gobierno federal”.

Alberto Catalán remarcó que ese tipo de declaraciones son alentadas “por partidos o por personas que ven altamente competitivo al licenciado Ángel Aguirre”, que son “artimañas política” y que es válida su aspiración, además de que quiera legitimarla mediante las urnas para que la gente que le dé su confianza lo exprese mediante su voto.