CIUDAD DE MÉXICO, 1 de noviembre de 2018.-En medio del tumulto de cientos de aficionados y un barandal roto del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), fue recibido el Cruz Azul campeón de la Copa MX.

Horas antes de la llegada del equipo, cientos de aficionados arribaron a la terminal dos del AICM, para recibir a sus ídolos con cánticos, enormes mantas y agradecerles por obtener el campeonato copero.

Conforme pasaban las horas el número de aficionados creció, lo que obligó que entre ellos mismos organizarán una valla para permitir el paso de los jugadores, cuerpo técnico y pasajeros que venían en el mismo vuelo que el equipo.

La euforia de los aficionados creció cuando por la puerta de llegadas aparecieron las figuras de Guillermo Allison, portero y el defensa Julio César Cata Domínguez cargando el trofeo de campeón de la Copa MX.

Ello provocó que la valla se rompiera cuando aficionados se abarrotaran a la copa y a los jugadores para inmortalizar el momento con una foto o un video, por lo que se entorpeció el paso de los jugadores, quienes entre empujones caminaron rumbo al camión que los esperaba a las afueras del aeropuerto.

Al llegar al exterior, frente al camión, la euforia seguía creciendo por parte de los aficionados al ver a los demás jugadores del equipo, ocasionando una estampida que generó la ruptura de uno de los barandales de la rampa para personas discapacitadas.

Sin embargo y pese a que muchos de los aficionados sufrieron golpes leves, los cantos, porras, pero sobre todo emoción no acabó, al grado de correr tras el autobús que se dirigía a la casa club de la máquina cementera.

Más información aquí.