ACAPULCO, Gro., 12 de abril de 2021.- El reclutamiento de niños, niñas y adolescentes por grupos armados vulnera sus derechos, pues se ven expuestos a la violencia ya que frecuentemente son obligados a presenciar o cometer actos que atentan contra su integridad física y su vida o de otras personas.

Además de que “corren un alto riesgo de ser sometidos a abusos, explotación, sufrir lesiones físicas y psicológicas e, incluso, la muerte. Además suelen abandonar la escuela”, indicó en un comunicado el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en México.

Recordó el organismo que el Estado está obligado a garantizar su seguridad e integridad “conforme lo establecen la Ley General de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescente (artículo 16) y la Convención sobre los Derechos de los Niños, del cual México es parte”.

Este sábado, 34 niños, de entre 7 a 11 años, armados o con palos, marcharon con la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias de los Pueblos Fundadores (CRAC-PF), en Ayahualtempa, municipio de José Joaquín de Herrera.