ACAPULCO, Gro., 19 de noviembre de 2019.- El gobernador Héctor Astudillo informó que desde el lunes hay presencia del Ejército y de la Policía Estatal en Zirándaro, municipio de la Tierra Caliente del estado, para atender la situación de seguridad, y que ya le pidió mayor coordinación al alcalde Gregorio Portillo Mendoza.

Lo anterior luego de que el presidente municipal de Morena denunciara que hay una crisis de inseguridad en esa ciudad, y que el gobierno federal y estatal lo dejaron solo en el combate a la delincuencia.

En declaraciones antes de asistir al 15 Congreso Nacional de Investigación Educativa, el mandatario estatal aseguró que formalmente se enteró de la situación de Zirándaro el lunes y que incluso habló con Portillo Mendoza, quien le comentó que buscaría ayuda de la Federación.

Astudillo Flores indicó que le puntualizó al edil que “hubiera sido conveniente, que hubiera tocado en este caso (el tema de seguridad), a los que estamos localmente aquí”.

Por otra parte, repitió a los presidentes municipales que pedirán un adelanto de participaciones, que el gobierno del estado “no está en condiciones ni de ayudar, como se ha hecho en otro tiempo, ayudar sin retorno, o bien hacer préstamo, porque no tenemos dinero”.

Añadió que su gobierno toma previsiones para hacer frente a sus responsabilidades y que incluso habló con el secretario de Finanzas de la entidad, Tulio Pérez Calvo, para plantearle que los alcaldes consigan líneas de crédito.