CHILPANCINGO, Gro., 20 de febrero de 2017.- El gobernador Héctor Astudillo Flores aseguró que este martes se determinará la estrategia que la Secretaría de Seguridad Pública y el Ejército aplicarán para garantizar la seguridad de los maestros de 32 escuelas de San Miguel Totolapan, municipio azota por la violencia.

Esta mañana, el gobernador encabezó la entrega de equipo a la Fiscalía General del Estado, en la explanada del Palacio de Gobierno, y al concluir se le preguntó sobre el problema de inseguridad que vienen denunciando al menos 181 docentes de escuelas en San Miguel Totolapan.

Señaló que el domingo se trató este asunto con la Secretaría de la Defensa Nacional y que será este lunes cuando “se arme todo”, para acudir mañana martes a Totolapan y “hacer una reunión, presentar la estrategia para ir y regresar a las escuelas”.

Agregó que durante su visita a la ciudad de Puebla, donde se reunió con gobernadores, el titular de la Secretaría de Hacienda, José Antonio Meade, afirmó que el incremento del precio de la gasolina previsto para los próximos días será mínimo y que “no se esperan aumentos drásticos en los combustibles”.

Por su parte, de manera contraria a lo que indicó el gobernador, el fiscal Xavier Olea Peláez dijo que no hay fecha para ir a San Miguel Totolapan, porque hay seguridad suficiente del Ejército y la Fiscalía.

Sobre la falta de clases en esa ciudad de la región Tierra Caliente, indicó que ese tema a él no le compete, pese a que los maestros pusieron la detención del líder criminal El Tequilero, como condición para regresar a las escuelas.

En otro tema, luego de que el obispo de le Diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, declarar este fin de semana que “la violencia en Guerrero es resultado de una red de complicidad entre criminales y autoridades del gobierno”, Olea Peláez llamó al religioso a señalar a los funcionarios relacionados con el crimen organizado y a presentar prueba, y así “la Fiscalía empezará las carpetas de investigación”.