ACAPULCO, Gro., 20 de diciembre de 2015.- Con dos goles de Suárez y uno de Messi, el Barcelona ganó, 3 a 0, a River Plate la final del Mundial de Clubes, en Japón, consiguiendo, así, su tercer título como mejor club del mundo.

 El primer gol del encuentro fue obra de Lio Messi, en una jugada que despertó la polémica, cuando recogió un pase de Neymar, presuntamente con la mano, y disparó a quemarropa para abrir el marcador en la final del Mundial de Clubes.

 En el segundo tiempo dos anotaciones de Luis Suárez bastaron para poner el último clavo en las aspiraciones del club del Río de la Plata de hacerse con el cetro mundialista.

 

La nota aquí.