CHILPANCINGO, Gro., 3de diciembre de 2013.- El gobierno de Guerrero está abierto a escuchar y atender las demandas de todas las “expresiones”, incluidas la del autodenominado Fuerzas Armadas Revolucionarias Liberación del Pueblo (FAR-LP), afirmó el vocero estatal, José Villanueva Manzánarez.

Sin embargo, rechazó que el llamamiento a la lucha armada o a la violencia sea el camino para solucionar los problemas en la entidad o el país.

“Están abiertas las vías legales para exigir cualquier derecho. Ninguna reivindicación se puede exigir mediante las armas. Este, creo, es un anuncio espectacular de algún grupo en el estado”, afirmó.

Villanueva Manzánarez aseguró que no se tienen antecedentes de que este grupo FAR-LP, ni tampoco información para asegurar que se trata de alguna escisión o sector de otro grupo.

Reconoció que esta “expresión” se da en un contexto relacionado con la detención de líderes de policías comunitarias e inconformidad de grupos como normalistas e integrantes de un sector magisterial, así como de organizaciones campesinas.

Sobre las detenciones, afirmó que son procesos legales que se siguen derivados de denuncias presentadas por terceros, mientras que las inconformidades sociales, insistió, “están siendo atendidas”.

Citó la reunión que tuvo ayer el gobernador Ángel Aguirre Rivero con líderes del Movimiento Popular Guerrerense (MPG), que aglutina a la mayoría de esas organizaciones con quienes dijo, se perfilan acuerdos para atender sus principales demandas.

“Los guerrerenses no queremos violencia ni rencor, hay vías políticas y pacíficas para reclamar derechos y convencer a la ciudadanía. Las armas nunca serán una opción”, insistió.

El vocero estatal reiteró el llamado a todas las “expresiones”, entre ellas este grupo, para canalizar por la vía legal sus exigencias.