CHILPANCINGO, Gro., 20 de noviembre de 2013.- El 17 de octubre el Senado de la República recibió a supuestos miembros de uno de los cárteles del crimen organizado en Michoacán.

De acuerdo con información publicada en El Universal, un grupo de 300 personas que realizó una protesta frente a la Cámara Alta y se comisionaron a 10 personas para entrar al recinto a dialogar con los legisladores asuntos de seguridad para Michoacán.

Ellos se identificaron como una asociación denominada “Asociación Michoacanos, Paz y Dignidad”, que nació en Apatzingán y que es encabezada por Tito Fernández, un hombre que fue identificado en expedientes militares como “el brazo político, empresarial y de presión” del crimen organizado en ese estado.

En la reunión estaban la senadora priísta Rocio Hernández Gochi, los senadores Omar Fayad, Raúl Morón y Luisa María Calderón. Esta última fue quien declaró en varios medios que “en días pasados, quién sabe quién metió al Senado a un grupo de Templarios que pidieron hablar con los legisladores michoacanos del tema de seguridad en Michoacán”.