ACAPULCO, Gro., 23 de diciembre de 2013.- Al repudiar el informe de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), el coordinador de la casa de justicia de San Luis Acatlán de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC), Eliseo Villar Castillo, afirmó que la policía comunitaria se encuentra dentro del marco legal y aclaró que ya no forman parte de un grupo de autodefensa como lo señaló el ombudsman, Raúl Plasencia.

“Somos un grupo que estamos trabajando de acuerdo con la ley del propio gobierno  y coordinándonos con los sistemas de seguridad del gobierno, en ningún momento buscamos la confrontación como lo señala la CNDH”, dijo en conferencia de prensa en Acapulco.

Bajo la monumental asta bandera que se ubica frente al parque Papagayo, Villar Castillo rechazó que la policía comunitaria violente los derechos humanos de los detenidos y llamó al ejecutivo federal, al Senado de la República y al Congreso de la Unión para que les brinden respaldo y así el proyecto de la policía comunitaria se consolide dentro de la legalidad en México.

“Reprobamos el informe de la CNDH porque está coartando nuestros derechos, ya somos institucionales  porque tenemos la ley 701 que nos ampara en Guerrero y el convenio 169 de la OIT, que otorgan a los pueblos indígenas el derecho a sostener su propio gobierno. Ya no somos autodefensas somos institucionales”.

Recordó que la Policía Comunitaria ya tiene presencia en 24 municipios del estado de Guerrero.