COATZACOALCOS, Ver., 17 de enero de 2017.- Crímenes de lesa humanidad sería considerado el fallecimiento de niños con cáncer a los que les suministraron agua destilada en lugar de quimioterapia, así lo calificó el director del Hospital Regional Valentín Gómez Farías en Coatzacoalcos, Roberto Ramos Alor.

Lo anterior, luego de que integrantes de la asociación civil Ayúdalos a Tener una Esperanza de Vida y madres de niños con cáncer que perdieron la vida aseguraran que en los últimos 5 años, 30 menores fallecieron en Coatzacoalcos, Veracruz.

Por ello, exigen a la autoridad estatal investigar a fondo sobre los tratamientos que recibieron los pacientes.

La nota aquí.