TIJUANA, BC., 17 de enero de 2017.- El Coordinador del Grupo Parlamentario del PRI en el Congreso del Baja California, Alejandro Arregui Ibarra, afirmo que la intensa condena ciudadana fue la que logró abrogar la Ley Estatal del Agua, una iniciativa del gobernador Francisco Kiko Vega.

Añadió, en un comunicado, que la iniciativa fue aprobada por los diputados panistas en diciembre pasado, “quizás creyendo que no pasaría nada, sólo porque los diputados del PRI la votáramos en contra”.

El diputado priísta explicó que se pretendía que a través de Ley Estatal de Agua se privatizara el servicio y el aumento de tarifas a partir del primero de enero, así como la suspensión del servicio por retrasos de tres meses en el pago y la metropolización de los organismos operadores, el establecimiento de tarifas indexadas a la inflación.

La nota aquí.