CHILPANCINGO, Gro., 24 de mayo de 2015.- Tras cumplir nueve días en huelga de hambre, en solidaridad con Nestora Salgado García, el promotor de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) en Tixtla preso en el pena del Altiplano en el Estado de México, Gonzálo Molina González ha bajado de peso, sufre mareos y está tembloroso, informó su esposa, Ausencia Honorato Vásquez.

 

Según lo que publica El Sur, Ausencia Honorato explicó que los estragos de la huelga de hambre que comenzó el 15 de mayo se nota, sobre todo en su peso, “ya se ve más delgado, él de por sí baja rápido de peso, y ahora que ha dejado de comer pues es más notorio”.

 

Sigue la nota completa aquí: http://suracapulco.mx/archivos/276021