CHILPANCINGO, Gro., 14 de junio de 2014.- El alcalde capitalino Mario Moreno Arcos, lamentó la privación ilegal de la libertad del empresario hotelero, Rigoberto Payán Mejía, pero aseguró que se está trabajando para revertir la inseguridad de manera conjunta con los gobiernos estatal y federal.

Hay interés de la federación, del estado y municipio de aplicar lo necesario para revertir la incidencia delictiva en la ciudad”, sostuvo pero también aceptó que “siguen ocurriendo hechos como el de Rigoberto”. Pese a la serie de hechos violentos registrados en la capital, Moreno Arcos insistió en los “resultados positivos” del operativo Juntos por Chilpancingo.

Tampoco puedo decir que le vamos a dar la vuelta a la página, es difícil, vivimos en un estado y en un país donde la incidencia delictiva y la delincuencia organizada ha pegado mucho”, dijo y agregó que en conjunto con el Grupo de Coordinación Guerrero se ha analizado el problema de inseguridad y que han tomado algunas acciones y estrategias, las cuales se reservó por cuestiones de secrecía.

Pero adelantó que se va a “reforzar en todo momento la seguridad en la capital”, mientras se consolida la nueva estrategia del mando único. Dijo que su administración ya entregó su equipo de seguridad y elementos mediante firma de convenio para su operatividad.

El municipio estará atento para darle seguimiento natural y sobre todo que no pierda la rectoría de esto”, precisó el edil.

Sobre el reciente señalamiento contra elementos de la Policía Federal por presuntos nexos con la delincuencia organizada, Mario Moreno pidió una revisión puntual y no manchar a toda la corporación por los actos de uno o varios elementos.

Se dijo muy agradecido con la Policía Federal porque ha “recibido su apoyo absoluto”. También informó que su gobierno ya indemnizó al cien por ciento de los elementos que no aprobaron los exámenes de control de confianza.