CHILPANCINGO, Gro., 24 de enero de 2015.- Cada año, 280 mil adolescentes en promedio abandonan sus estudios por un embarazo, de acuerdo con datos de la Subsecretaría de Educación Básica y la Dirección General de Educación Indígena, pertenecientes a la Secretaría de Educación Pública (SEP), informa Quadratín Michoacán.

De acuerdo a la Encuesta Nacional de Deserción de la Educación Media Superior 2011, la gestación y la unión temprana de parejas son la segunda causa por la que dejan de estudiar; la primera es la falta de dinero.

El coordinador nacional de REDefine México, Brando Flores Pérez, dijo que las adolescentes que viven en situación de pobreza y se embarazan, difícilmente podrán mejorar su situación, porque en su mayoría son dependientes económicas y en ocasiones no cuentan con el apoyo de sus parejas o familias.

Datos del Inegi refuerzan el planteamiento: en 2013, 46 por ciento de las mujeres de 12 años y más que declararon tener al menos un hijo sobreviviente y con una situación conyugal de no unión se encontraba en pobreza multidimensional, y de este porcentaje, 20 por ciento vivía en condiciones de pobreza extrema.

Por ello, el gobierno federal intenta reducir el rezago educativo y el abandono escolar a través de la creación de Promajoven, un programa que entrega 850 pesos mensuales, durante 10 meses, a jóvenes en situación de vulnerabilidad por embarazo.

Con información de Quadratín Michoacán