CIUDAD DE MÉXICO, 28 de febrero de 2016.- Policías federales asignados a la vigilancia de la caseta de cobro en San Martín Texmelucan, en el estado de Puebla, descartaron la posibilidad de que miembros de esa corporación hubieran agredido algún autobús en el que viajaban familiares de los 43 normalistas desaparecidos en Ayotzinapa.

Quadratín consultó al personal de la Policía Federal adscrito a ese punto y que realiza vigilancia de las carreteras, el cual manifestó no tener absolutamente ningún reporte de incidentes con la caravana procedente de la Normal Isidro Burgos, la cual cruzó por el referido módulo.

Los federales confirmaron que sí se registró el paso de dos autobuses de la empresa Futura, con los números económicos 2703 y 1960, con dirección  al municipio de Necaxa, en Puebla, pero en ningún momento nadie hizo contacto con ellos, y su paso se reportó “sin novedad”.

Los efectivos, pertenecientes a la División de Seguridad Regional de la PF, afirmaron contar con presencia permanente en la zona, junto a personal de Caminos y Puentes Federales, para apoyar a los ciudadanos en caso de algún accidente, falla mecánica o la solicitud de auxilio médico, pero no se tiene documentada ninguna agresión a algún autobús, como pueden acreditarlo las cámaras de seguridad de Capufe.‎

Consecuentemente, carece de fundamento la denuncia hecha vía Twitter por la cuenta @Tlachinollan CDHM, resaltaron los uniformados que no han alterado sus órdenes de trabajo en el lugar.