ACAPULCO, Gro., 28 de febrero de 2016.- La madrugada de este domingo, policías federales en Puebla agredieron un autobús donde viajaban los padres de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala. 

De acuerdo con un reporte, pasando la caseta San Martín Texmelucan, los federales rompieron el cristal de una ventana del autobús 1060, donde iba sentada una de las mamás de los normalistas. Sin embargo, no resultaron personas heridas.

La versión que vertió vía telefónica el representante de los padres de familia de los normalistas desaparecidos, Felipe de la Cruz indica que efectivamente el hecho ocurrió, sin embargo él no iba en esos momentos con sus compañeros debido a que se encuentra recuperándose de una operación.

Felipe de la Cruz condenó estos hechos y mencionó que ellos únicamente están pidiendo justicia y adelantó que habrá movilizaciones por este hecho que consideró como lamentable.

“Es más asesino el gobierno federal que los que iban en ese autobús, es por ello que exigimos que cese el hostigamiento y la violencia en contra del movimiento porque únicamente estamos pidiendo justicia, por estos hechos habrá movilizaciones que estaremos informando en las próximas horas”, sostuvo.

Los padres de los 43 venían de la marcha-caravana Por la Verdad y la Justicia realizada en Tamaulipas e iban rumbo a la Ciudad de México.

De manera  extraoficial, se dice que militares encañonaron a unos normalistas.

Por su parte, el Centro de Derechos Humanos de La Montaña Tlachinollan denunció los hechos a través de su cuenta de Twitter. “Esta madrugada la Marcha-Caravana por la Verdad y la Justicia fue agredida por policías que resguardaban la caseta de San Martín Texmelucan”, señala el tuit de Tlachinollan.