CHILPANCINGO, Gro., 1 de julio de 2014.- Para el diputado federal, Sebastián de la Rosa Peláez, las modificaciones a las leyes electorales estatales aprobadas el sábado por el Congreso del estado, no sólo dejaron del lado el derecho de las mujeres a la paridad en materia de candidaturas a puestos de elección popular, sino que contravienen la reforma que los mismos diputados validaron en la Constitución Política del estado.

El legislador no sólo señaló que las mujeres que se sientan agraviadas por estos cambios legales deben reclamarlos, sino que pueden acudir ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación para interponer recursos de inconstitucionalidad, porque lo que finalmente modificaron los diputados locales a las leyes electorales es un absurdo atentado contra sus derechos, los cuales son irrenunciables.

Indicó que es un verdadero retroceso pues aunque lo mandata la Constitución del estado, los legisladores hayan optado por un cambio cosmético trasladando a la estructura de las planillas municipales el concepto de equidad, cuando en ejercicio de derecho pleno tanto las mujeres como los hombres deben ser postulados a las presidencias municipales con total equidad, no sólo para las sindicaturas y regidurías.

De la Rosa Peláez aseguró que es evidente que algunos diputados no conocen o no han leído la Constitución que aprobaron, pues resulta absurdo que ahora, luego de décadas de lucha legítima, se pretenda acotar y limitar el derecho de las mujeres guerrerenses a participar en actividades políticas en un nivel tan importante como el municipal.

El legislador federal se mostró extrañado porque los diputados integrantes de su partido, el de la Revolución Democrática, hayan avalado ese atropello a los derechos políticos de las mujeres, porque su reivindicación no sólo es una bandera de lucha del perredismo, sino está plenamente asentado en el ideario de ese instituto político.