MÉXICO, DF, 19 de julio de 2015.- La fuga de Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán pone en tela de juicio la reforma que en 2012 decidió concentrar todas las funciones de seguridad pública en la Secretaría de Gobernación (Segob), de acuerdo con la Arquidiócesis de México.

“La competencia de la Secretaría de Gobernación fue jurídicamente desnaturalizada para imponer criterios ineficaces que confunden a un organismo político como aparato policial.

“La supersecretaría muestra ineficacia en sus acciones de seguridad pública y la efectividad del sistema de inteligencia”, criticó la Iglesia en el semanario Desde la fe”, citó Reforma.

Sigue la nota aquí