CHILPANCINGO, Gro., 4 de julio de 2014.- Para atender el caso de decenas de habitantes desplazados por la violencia de comunidades del municipio de San Miguel Totolapan, en la región de la Tierra Caliente, la secretaria de Desarrollo Social, Beatriz Mojica Morga, señaló que el gobierno del estado ha activado el protocolo establecido para estos casos, para dejar a salvo su seguridad y tutelar sus derechos.

La funcionaria detalló que se trata de familias que huyeron de comunidades como Santa María del Sur y El Barroso, luego de que muchos de ellos fueron víctimas de las bandas delictivas o fueron objeto de amenazas.

Explicó que las decenas de personas que procedentes de aquella zona del estado llegaron a Chilpancingo, fueron trasladadas a un lugar más acondicionado, para que los niños, jóvenes, mujeres y adultos puedan tener una mejor atención.

Beatriz Mojica, manifestó que en el protocolo de atención de familias desplazadas, participan diversas dependencias del estado de manera interinstitucional, lo cual implica que se respeten los derechos humanos y se dé una mejor atención a los afectados.

Guerrero es de los pocos estados que tienen un protocolo de este tipo, dado que los desplazamientos internos no son reconocidos a nivel nacional, pero es una problemática que existe y que atiende el gobierno del estado, procurando lo establecido por la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Al efectuar una supervisión del traslado de familias desplazadas, la titular de Sedesol, entregó equipamiento y utensilios para mejorar sus condiciones y se comprometió a dar seguimiento a sus demandas más sentidas.

También anunció que gestionará ante instancias de la federación, estado y municipio, que los diversos programas sociales, como por ejemplo; Oportunidades, 65 y más, Pensión Guerrero y otros, se les continúen entregando de manera normal.