CHILPANCINGO, Gro., 29 de agosto de 2014.- Representantes de todas las corrientes internas del PRD se reunieron con el gobernador Ángel Aguirre Rivero para pactar un acuerdo que consiste en cuidar el proceso interno del 7 de septiembre, con la intensión de garantizar la cohesión de cara a los comicios concurrentes de 2015.

Según lo publicado por Milenio, el encuentro se da en el contexto de una polarización generada por la supuesta operación política desde el gobierno estatal a favor de IPG, corriente de nueva creación relacionada con el gobernador Aguirre Rivero.

El hotel Camino Real, ubicado en Playa Pichilingue fue la sede del cónclave de los grupos internos del partido amarillo, en donde se dirimieron las discrepancias que provocó la lucha por la obtención de espacios en el Consejo Estatal, máximo órgano de gobierno en el partido.

Mojica Murga sostuvo que el acuerdo fue superar las diferencias y procurar la unidad, en el entendido de que lo importante es la elección constitucional concurrente que se desarrollará en 2015, cuando se elija gobernador del estado, diputados locales, diputados federales y alcaldes.

Para propiciar la tranquilidad entre los equipos, el gobernador Aguirre Rivero se comprometió a no realizar eventos masivos, con la intención de no generar la percepción de inequidad.

El resto de las fuerzas se comprometieron a detener los señalamientos en contra de los operadores políticos de IPG y del gobierno estatal, para bajar los ánimos que ya comenzaban a calentarse entre la militancia.

Todos coincidieron en dar el voto de confianza al Instituto Nacional Electoral (INE), órgano que por primera ocasión organizará la contienda interna de un partido político.

Lee la nota completa aquí: http://bit.ly/1qbscxY