ACAPULCO, Gro., 30 de junio de 2014.- El gobernador Angel Aguirre Rivero reconoció que con el proyecto de remodelación del zócalo de Acapulco, se eliminará el kiosco de la plaza Juan Álvarez, construido en el periodo del alcalde Febronio Díaz Figueroa, hace más de 36 años.

 

El mandatario fue abordado en torno a las protestas que se realizan por parte de ambientalistas, que defienden los árboles que se encuentran en la plaza Juan Álvarez.

 

“En ningún momento el gobierno federal ni mi gobierno hemos planteado destruir algún árbol del zócalo, sin embargo yo creo que Acapulco para que realmente lo renovemos con diferentes obras tenemos también que pensar en el Acapulco de hoy”.

 

Recordó que el kiosco de la ciudad fue construido en tiempos del alcalde Febronio Díaz Figueroa y citó que en aquellas fechas su edificación también generó inconformidades de los pobladores.

 

“Y hoy que se plantea dentro del proyecto la posibilidad de liberar toda esa área y hacer áreas muy bonitas, hay quienes están manifestándose en contra, por supuesto que yo tomaré la opinión de todos, estamos en ese proceso de consulta y a mí lo que me interesa es que podamos seguir avanzando en las grandes obras, en este caso que quiere Acapulco”

 

Cuando se le cuestionó que si habían otros intereses escondidos en las protestas, el mandatario respondió: “yo no lo sé, son cuestiones así como de añoranzas, de recuerdos, (…) al hacer una explanada ahí evitaríamos que en el futuro personas o grupos políticos que se manifiestan, pues ya no tengan que bloquear la costera, siendo nuestra ciudad un lugar eminentemente turístico”.

 

Dijo que seguirán escuchando las voces que se oponen a la remodelación e indicó que él no quiere imponer un proyecto sino recibir el consenso de las mayorías.