CHILPANCINGO, Gro., 19 de marzo de 2014.- A partir de la próxima semana se espera un incremento notable de la temperatura promedio en el estado, que podría oscilar entre los 35 y 40 grados centígrados, por lo que la jefatura de Servicios de Prestaciones Médicas del IMSS está advirtiendo lo anterior y exhortando a la población a tomar algunas medidas preventivas para evitar el golpe de calor, insolación y enfermedades diarreicas agudas.

De acuerdo con la titular de esa jefatura, María de Lourdes Carranza Bernal,el excesivo calor provoca la pronta descomposición de los alimentos y contaminación de agua, generando las diarreas, cuya complicación más frecuente la deshidratación, pudiendo ocasionar hasta la muerte, principalmente de menores de cinco años de edad y adultos mayores.

Señaló la especialista que cada año en ésta época los males hídricos y gastrointestinales, se convierten en una de las primeras causas de consulta externa en prácticamente todas las unidades médicas familiares con que cuenta la institución en la entidad.

Recomendó a la población tomar abundantes líquidos, de preferencia agua potable, hervida o clorada; lavarse las manos con agua y jabón antes de comer y después de ir al baño; consumir frutas y verduras, limpias y desinfectadas.

Una medida preventiva de suma importancia, explicó Carranza Bernal, es consumir los alimentos después de su preparación para evitar su descomposición y desechar los alimentos de dudosa procedencia, ya sea en la calle o lugares establecidos con pocas condiciones de higiene.

Para prevenir la insolación o golpe de calor, comentó que se debe hacer ejercicio al aire libre durante las primeras horas del día, o bien, al atardecer; utilizar para este caso, ropa ligera y de colores claros; asimismo, mantener ventilados los sitios de trabajo y hogar.