CHILPANCINGO, Gro., 22 de mayo de 2014.- De manera oficial la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), denunció que entidades financieras y comerciales fantasmas han defraudado a muchas personas con trámites de crédito, al solicitarles aportaciones económicas, pero nunca recibieron los préstamos, porque las empresas ya habían desaparecido y esto se ha suscitado en diversas regiones de la entidad.

 

La dependencia advirtió a la población sobre estas empresas provenientes de otros estados, con distinta razón social y con domicilios que constantemente están cambiando, para poder desaparecer sin previo aviso.

 

Al respecto, Fermín Alvarado Arroyo, delegado estatal de la Procuraduría, reveló que ya existen varias quejas de quienes en el afán de poner un pequeño negocio, acuden a ellos en busca de algún financiamiento o crédito y han resultado defraudados. Dijo que hay al menos 100 personas en esa circunstancia, pues algunas pagaron más de 50 mil pesos para acceder a créditos de 500 mil a un millón de pesos.

 

Para prevenir a la población, la Profeco hizo varias recomendaciones y sugirió que para la contratación de créditos, el consumidor lo realice preferentemente de manera directa con las entidades financieras o comerciales y abstenerse de efectuar cualquier operación a través de intermediarios, con el fin de evitar posibles fraudes.

 

También señala que las entidades financieras y comerciales deberán tener a disposición de los consumidores datos suficientes que les permitan su identificación, ubicación y que los contratos de adhesión que empleen esas empresas para el otorgamiento de créditos, cumplan con los requisitos que establezca la propia Profeco.