MÉXICO, 19 de diciembre de 2015.- Los deslizamientos de tierra ocurridos en el talud asentado en el fraccionamiento de la colonia Prados de la Montaña, en Santa Fe, a finales de octubre e inicios de noviembre, se debieron al uso descuidado y excesivo de agua en el predio de Altavista 111, propiedad de Carlos Rosette.

Así lo informó el consejero jurídico del gobierno del Distrito Federal, Manuel Granados Covarrubias, luego de dar a conocer que la Secretaría de Protección Civil del DF quitará el 21 de diciembre las reservas de información al dictamen sobre el deslave.

“Básicamente lo que generó el debilitamiento del talud es la parte de utilización de agua del predio de Altavista 111, tuberías rotas, una cisterna que estaba en el vértice, encima de la cisterna pusieron las antenas, 22 toneladas de peso más el tema de esta fosa séptica que tenía el predio sin un cuidado específico y luego recién encontraron una captación de agua pluvial que daba a la zona poniente, entonces toda el agua iba por debajo del talud, obviamente eso debilitó”, explicó.

Más información en Quadratín México.