CHILPANCINGO, Gro., 26 de noviembre de 2013.- Luego de que se le acusó de ser el asesino material del dirigente social Arturo Hernández Cardona, el alcalde de Iguala, José Luis Abarca Velázquez, aseguró que es inocente.

El lunes 25 de noviembre, la Red Solidaria Década Contra la Impunidad ofreció una conferencia de prensa para dar a conocer el testimonio notariado de Nicolás Mendoza Villa, uno de los sobrevivientes del secuestro cometido la noche del 30 de mayo en contra de ocho integrantes de la Unidad Popular (UP).

En su declaración, Nicolás Mendoza Villa afirmó ser testigo de cómo el alcalde de Iguala disparó contra Hernández Cardona y lo mató. Félix Rafael Banderas Román, activista de la UP intentó escapar y fue ejecutado. De acuerdo a la declaración, el alcalde llegó acompañado de su secretario de Seguridad Pública, Felipe Flores Velázquez.

El testimonio se difundió en varios medios de comunicación del estado de Guerrero, sin embargo, al ser contactado vía telefónica el presidente municipal señaló que desconocía dicha información.

“La verdad yo no conozco a ese señor Nicolás Mendoza, no sé qué razones tendrá para relacionarme; yo nunca tuve ningún problema personal con el señor Arturo Hernández Cardona”, argumentó el alcalde.

Y por eso refirió: “Yo no tengo nada que pelear, voy a esperar que las autoridades tengan que llegar a donde deban. El que nada debe, nada teme”.