CHILPANCINGO, Gro., a 18 de noviembre de 2013.- En 10 meses de administración del gobierno federal, dos millones de mexicanos tienen acceso a la alimentación, esto como parte del programa Cruzada Nacional contra el Hambre, dio a conocer la secretaria de Desarrollo Social (Sedesol), Rosario Robles Berlanga, quien celebró esta cifra, toda vez que la meta es alcanzar siete millones de beneficiarios durante los seis años de gestión.

Mediante un comunicado de prensa, emitido por la dependencia, la funcionaria reconoció que casi la mitad de los mexicanos vive en condición de pobreza y desigualdad, por lo que el programa Cruzada Nacional contra el Hambre no sólo se trata de repartir despensas, sino de fomentar un esfuerzo para que las personas tengan derecho a la alimentación, vivienda, salud y servicios para vivir con dignidad.

De gira por el estado de Durango, Rosario Robles explicó que la Cruzada Nacional contra el Hambre tiene sus comedores comunitarios, huertos familiares “y nos permite construir la política social desde abajo, con la gente, con la comunidad, que en sus asambleas define sus prioridades, con lo que se convierten en la mejor garantía   de que esta política social va a funcionar y dar resultados”, afirmó.

Entre otros logros, la funcionaria destacó el incremento en un 60% del padrón de beneficiario del programa Pensión para los Adultos Mayores, al alcanzar la cifra de dos millones de  afiliados, mientras que el Seguro de Vida para Jefas de Familia, ya haya inscrito a un millón y medio de mujeres inscritas.