CHILPANCINGO, Gro., 18 de noviembre de 2013.- Después de haber estado 63 días inundado, fue reabierto el panteón municipal de Tixtla debido a que hubo una disminución en los niveles de agua. Aún sigue la mitad del panteón bajo el agua y es prácticamente inaccesible.

Según información publicada en el periódico El Sur, el administrador del panteón, Amador Anastasio, detalló que desde ayer por la tarde se abrieron las puestas para visitar a los difuntos. Al poco rato de haber abierto ya se observaban sobre algunas lápidas cadenas de flores de cempasúchil que dejaron familiares de los difuntos después de no haber podido hacerlo el día de muertos.