CHILPANCINGO, Gro., 30 de diciembre de 2013. El Frente de Defensa Popular (FDP) amenazó con cerrar la Autopista del Sol, ya que a tres días de que instalaron un plantón en la residencia oficial Casa Guerrero, el gobierno del estado continúa negándoles el derecho de audiencia.
Encabezados por Efraín Torres Fierro y Clemencia Guevara Tejedor, los integrantes del FDP lamentaron que a pesar de que su presencia es notoria en la puerta 1 de la residencia oficial, hasta el momento ningún funcionario de la administración pública estatal se ha presentado a dialogar con ellos.El plantón está conformado por familias de los municipios de Atoyac de Alvarez, Coyuca de Benítez, Hueycantenango, Chilpancingo y Tixtlaque, quienes perdieron todo su patrimonio y a pesar de acreditar las afectaciones ante las dependencias correspondientes, son excluidos de la entrega de beneficios.Recordó que ante la presión que ejercieron, el gobierno del estado les ofreció una cita para el 9 de diciembre en el puerto de Acapulco con el gobernador, a la cual llegaron puntuales pero no asistió el mandatario.

Aceptaron que la reunión se les reprogramara para el 17 del mismo mes en Chilpancingo, pero la situación fue similar, realizaron un nuevo plantón pero en esta ocasión, ya no hubo promesa de una nueva fecha.

Pasaron varios días y tras comentarlo entre los afectados, decidieron instalar un plantón en la residencia oficial, para ver si la cercanía facilitaba el concertar una audiencia.

Del 26 al 29 de diciembre no hubo ningún acercamiento de parte de los colaboradores de la administración estatal, razón por la que los afectados convocaron a los medios para dar a conocer que ya están desesperados, y tomarán acciones para que el gobierno haga posible la instalación de una mesa de diálogo.

“Queremos recordar que  ninguno de nosotros está aquí por gusto ni capricho, hay un problema real que  no quieren atender y nosotros necesitamos que se escuche a la gente que no tiene un lugar para vivir”, anotó Torres Fierro.

Bajo este argumento, indicó que  no descarta la posibilidad de que las familias que se aglutinan en el FDP, se movilicen en un primer momento hacia Palacio de Gobierno, pero que después bloquearán la Autopista del Sol.

Anticipó que por el periodo vacacional corren el riesgo de sufrir un desalojo, pues ya en varias ocasiones las autoridades han manifestado que no tolerarán el cierre de dicha vía, pero indicó que ya hay constancia de que durante varios medios han buscado la comunicación con el gobernador Ángel Aguirre Rivero.

Comentó que el tema de los damnificados, sólo es uno de los que habrán de tratar con el mandatario estatal, por eso la determinación de impulsar acciones que pueden generar acciones penales en su contra.