CHILPANCINGO, Gro., 5 de marzo de 2015.- “En Guerrero no se permitirán los comicios electorales”, aseguraron los padres de los 43 normalistas desaparecidos, durante la manifestación que realizaron este jueves afuera de las instalaciones del Congreso del Estado.

Durante sus arengas, los padres aclararon que no permitirán que se instalen las casillas y además que no habrá boletas que validar, “por lo que no podrán falsificar de ningún modo estas elecciones”.

Al hacer uso de la palabra, un sobreviviente de los hechos violentos del 26 de septiembre en Iguala -que prefirió el anonimato- dijo que no tienen miedo a ser vistos y es por eso que ya no se tapan la cara.

“Si me van a quitar la cara, que me la quiten, pero no nos vamos a dejar oprimir por el gobierno”, aseguró.

Después de un lapso de 40 minutos, en que las instalaciones del Congreso permanecieron cerradas y su personal fue desalojado, los manifestantes emprendieron su retirada hacia su normal en Ayotzinapa a bordo de sus autobuses sin que se diera un enfrentamiento o actos violentos.