MÉXICO, DF, 7 de diciembre de 2014.- Luego de que se confirmó la identidad de Alexander Mora en los restos calcinados en el basurero de Cocula, Guerrero, la manifestación de este sábado en el marco de #AccionGlobalPorAyotzinapa se llevó a cabo en completa calma, aunque con la advertencia de los padres de los estudiantes desaparecidos que al igual que ellos, el Gobierno Federal “no tendría Navidad, ni vacaciones”, como amenaza a las acciones que continuarán pese a la temporada vacacional por fiestas decembrinas.

De acuerdo con cifras del Gobierno del Distrito Federal (GDF), el contingente de más de 6 mil personas partió casi a las cinco de la tarde rumbo al Monumento a la Revolución, sin incidentes marcharon diversas organizaciones encabezadas por los padres de familia; sin embargo en el marco de la movilización alterna organizada por maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) un grupo de estudiantes detectaron a personas ajenas al movimiento a quienes amarraron y colocaron un letrero con la palabra “infiltrados” e hicieron caminar atados, luego de acusarlos de robar recursos producto de “boteos” obtenidos en nombre del movimiento, finalmente fueron liberados por intercesión de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF).

En tanto los maestros de la CNTE decidieron llevar su contingente de manera alterna por avenida Chapultepec, Doctor Río de la Loza, para entrar por Luis Moya.

Su intención era entrar por Juárez y dirigirse al Zócalo y no a la Plaza de la República como estaba acordado, pero al toparse con un muro de granaderos a la altura de Eje Central emprendieron su retirada hacia el Monumento a la Revolución.

Entre los pequeños incidentes que se registraron fueron protagonizados por estudiantes de la UNAM quienes al retirarse del mitin y encontrar la estación del metro Revolución cerrada, un grupo de cinco chicos intentó “dar portazo” derribando una de la rejas de acceso que se encontraba resguardada por elementos de la Policía Bancaria e Industrial (PBI).

La intentona termino sin mayores consecuencias y los universitarios se dirigieron al metro Buenavista e Hidalgo para dar por concluida su participación. En medio de la movilización que recorrió Paseo de la Reforma la presencia del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) fue evidente, camionetas identificadas con el recién creado partido de Andrés Manuel López Obrador se mantuvieron en la vanguardia del contingente, siendo el único organismo político presente.

Finalmente el mitin concluyó con la lectura de una carta redactada por estudiantes de la Normal de Ayotzinapa en memoria a Alexander, que escrita en primera persona llama a sus familiares a no rendirse y exhorta a sus compañeros a continuar la lucha y validar que su muerte no fue en vano.