OSAKA, Japón., 13 de diciembre de 2015.- Ya en tiempo de compensación, con el marcador empatado a un gol, un tiro de esquina a favor del equipo chino Guangzhou, fue mal medido por el portero mexicano Moisés Muñoz y el brasileño Paulinho remató con la cabeza para marcar la diferencia: 2-1 a favor de los chinos quienes acceden a la semifinal en el Mundial de Clubes frente al Barcelona. América aspira a quedar en quinto lugar.

El equipo chino, dirigido por el ex DT de la selección brasileña, Felipe Scolari y con una plantilla que integra a seis de sus connacionales y a un sudcoreano alargó, así, a 29 juegos su invicto. América, por su parte, cayó de manera vergonzosa, después de haber dominado casi todo el encuentro: todo un fracaso.

La nota en Quadratín México.