CHILPANCINGO, Gro., a 25 de noviembre de 2013.- La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) inició una investigación de oficio por la agresión que sufrió el periodista, Oscar Mario Beteta, de parte del ex gobernador del estado, Zeferino Torreblanca Galindo.

Aunque en el comunicado CGCP/339/13 de la institución nunca se menciona el nombre del ex alcalde de Acapulco como agresor, las circunstancias son las mismas que denuncio el periodista el 10 de noviembre pasado.

El comunicador “de acuerdo con información publicada en diversos medios, fue agredido física y verbalmente, el pasado 10 de noviembre al encontrarse con su familia en un restaurante situado al sur de la ciudad de México”, señala la dependencia.

“Cenando en familia, en el sur del DF, el exGobernador de Guerrero #ZeferinoCobarde me sorprendió a golpes para después agredirme verbalmente”, publicó aquel día el periodista en su cuenta de twiter @MarioBeteta.

“Los agravios en perjuicio de periodistas comprometen a los gobiernos, federal y estatal a un oportuno y eficaz esfuerzo de investigación que impida la impunidad y el deterioro progresivo de la libertad de expresión”, abundó el organismo en el comunicado.

Y, agregó: “habrá seguimiento puntual a los acontecimientos, ejercerá sus atribuciones legales para garantizar el pleno respeto y promoción de los derechos humanos de la víctima, iniciará las investigaciones correspondientes y, en su oportunidad, emitirá la determinación que proceda conforme a derecho”.

Hasta el momento, el ex gobernador no ha hablado públicamente del tema y la única versión que se tiene es la de su amigo, el ex diputado local y ex secretario de Desarrollo Social, Fernando Donoso Pérez, también a través de twiter (@fdonosop): “Un periodista borracho insulta en el DF y después llora por Twitter y face ja ja ja cobarde”.