CHILPANCINGO, Gro., 25 de noviembre de 2013.- La representante de la Red Guerrerense de Defensoras de Derechos Humanos en Guerrero, María Luisa Garfias Marín, destacó que de acuerdo con datos proporcionados por autoridades estatales y federales y estudios que hacen el Instituto Nacional de la Mujer, la ONU y el Congreso de la Unión, Guerrero ocupa el lugar 30 en el país en cuanto a la esperanza de vida de las mujeres y el lugar 31 en calidad de vida femenina.

De acuerdo a información publicada en La Jornada Guerrero, la activista fue entrevistada ayer en el marco de una serie de actividades realizadas por la asociación civil Redefine, en la que dictó la ponencia Con los ojos abiertos, en ella critica que la violencia contra las mujeres y niñas en Guerrero cada vez es más cotidiana para la sociedad.

“Es como si vivieran con los ojos cerrados”: para los hombres, la situación es invisible; para las mujeres es natural, y para la sociedad es cotidiano, dijo.

Informó que el gobierno del estado y los municipios no tienen voluntad para aplicar las leyes para prevenir, combatir y erradicar la violencia contra las mujeres, pues el problema sigue en aumento y los asesinatos contra ellas son más y cada vez más violentos.

Por último, aseguró que Guerrero sigue reportando cifras importantes en cuanto a la violencia contra la mujer, lo cual sólo se podrá revertir cuando cada una reconozca el ejercicio pleno de sus derechos ante la sociedad.