CHILPANCINGO, Gro., 02 de julio de 2014.- El presidente municipal de Chilpancingo, Mario Moreno Arcos, aseguró que las “narcomantas” que aparecieron este miércoles en diferentes puntos de la capital, es una consecuencia del “reacomodo” de los grupos del crimen organizado que operan en la zona.

La madrugada de este miércoles los cuerpos de seguridad localizaron seis mantas sobre varios puentes peatonales, presuntamente colocadas por un grupo de la delincuencia organizada.

Una de las mantas tenía el siguiente mensaje: “Ya llegamos chapulines: Calentura, Cuenca, Rojos y Álvarez. Venimos a poner orden, no se crean dueños de la plaza traicioneros”.

Entrevistado al respecto, el alcalde sostuvo que estos “narco mensajes” y los hechos violentos ocurridos en los últimos días en Zumpango, municipio de Eduardo Neri, son el resultado de un reacomodo de bandas del crimen organizado en la zona.

Respecto a un posible reforzamiento en la seguridad, Moreno Arcos dijo que no llegarán más elementos de la Policía Federal a resguardar el municipio.

Explicó que esto se debe a que en Chilpancingo ya se cuenta con el esquema del Mando Único Policiaco y hay de 200 a 300 federales de manera permanente.

Dijo no tener miedo de ser agredido por el crimen organizado y tampoco reforzará su equipo de seguridad personal.