CHILPANCINGO, Gro., 28 de marzo de 2014. El dirigente de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG), Bruno Plácido Valerio, aplaudió la cercanía de la autodefensa Michoacana con la región Tierra Caliente de Guerrero.

Recordó que, a diferencia de las regiones Costa Chica, Montaña, Norte y Centro, en Tierra Caliente, no existen movimientos ciudadanos de autodefensa, por lo que varios grupos del crimen organizado mantienen el control de comunidades, caminos y municipios.

Ante esta situación, Plácido Valerio vio con buenos ojos la presencia cada vez más cercana de la autodefensa Michoacana.

Indicó que ante la falta de seguridad, los pobladores podrían sentir cierta simpatía por este movimiento ciudadano y solicitar el apoyo de la autodefensa Michoacana.

Si eso ocurriera, dijo que la UPOEG está dispuesta a apoyar, para enseñar a los ciudadanos a organizarse de manera correcta, a pesar de que este movimiento no tiene presencia en la zona.

“Si ellos lo requieren, nosotros les ofreceríamos nuestro apoyo, pero eso será siempre y cuando ellos lo pidan”, explicó Plácido Valerio.

El dirigente de la UPOEG subrayó que más allá de un movimiento armamentista, la organización comunitaria atiende de manera integral los problemas de inseguridad, pobreza y marginación, lo que requiere el involucramiento de toda la población.

Indicó que la UPOEG se rige bajo dicho precepto, a diferencia de la autodefensa Michoacana, que únicamente es un movimiento contra la delincuencia organizada.

Por ello, dijo que la UPOEG apoyaría a la población para formar en Tierra Caliente un proyecto integral de paz, desarrollo social y seguridad.

Este apoyo se otorgaría únicamente si la población de la región lo solicita a la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero.

Esta semana la autodefensa michoacana tomó el control de Huetamo, al límite con Guerrero.

Sin embargo, de acuerdo al vocero del gobierno estatal, José Villanueva Manzanarez, no hay posibilidades de que la autodefensa ingrese a esta entidad por el blindaje que existe en la frontera por la Policía Federal (PF), el Ejército, Marina Armada y la Unidad de Fuerzas Especiales (UFE).