MÉXICO, DF., 29 de marzo de 2014.- El gobierno federal, en coordinación con estados del centro del país, prepara una estrategia para encarar el aumento de la criminalidad y la violencia que viven diversas entidades como Guerrero, Morelos y el Estado de México.

De acuerdo a información publicada en El Universal, Monte Alejandro Rubido García, recién nombrado comisionado nacional de Seguridad, prefiere no calificarlos como focos rojos, pero asegura que en Morelos, Guerrero y el Estado de México el incremento de los niveles delincuenciales, principalmente plagio y extorsión, es un asunto que ocupa a la administración federal, por lo que en breve se anunciarán esquemas de coordinación para enfrentar los embates del crimen.

El ahora comisionado nacional de Seguridad, aseguró que el alza de delitos como el secuestro y la extorsión puede tener relación con el descabezamiento de alguno de los cárteles, ya que las bandas delincuenciales tienen necesidad de estar refaccionando su gasto corriente. “En la medida en que las fuerzas del Estado acotan a un grupo delincuencial, es factible que migren a otros delitos. Esta tendencia se ve en algunas entidades”, enfatizó.

Asimismo, recalcó que en esta administración todas las organizaciones delincuenciales han sido minadas.

Tajante, el comisionado nacional afirma que cuando se detecte un caso de corrupción en la Policía Federal se procederá a tope.