CANCÚN, Q.R., 12 de diciembre de 2015.- Hablar de seguridad, desde la perspectiva de los derechos humanos, no puede limitarse a la lucha contra la delincuencia, afirmó el Ombudsman nacional, Luis Raúl González Pérez, quien subrayó que “debemos centrarnos en cómo crear un ambiente propicio y adecuado para la convivencia pacífica de las personas y propugnar por la implementación del nuevo diseño constitucional en materia de prevención del delito”.

Dijo que el concepto de seguridad debe poner mayor énfasis en el desarrollo de las labores de prevención y control de los factores que generan violencia e inseguridad, que en tareas meramente represivas o reactivas ante hechos consumados, se informó en un comunicado.

El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) expresó lo anterior durante la Sesión Conjunta de la Conferencia Nacional de Secretarios de Seguridad Pública y del Consejo Nacional de Seguridad Pública, donde puntualizó que, en este ámbito, las políticas públicas deben fortalecer la gobernabilidad democrática de la seguridad ciudadana.

 

La nota en Quadratín Oaxaca.