MÉXICO, DF., 12 de diciembre de 2015.- El vocero del sector obrero y el secretario del Trabajo del Comité Ejecutivo de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), José Luis Carazo, reconoció que el aumento del salario mínimo para 2016 decidido por la Comisión Nacional de Salarios Mínimos (Conasami), de 70.10 a 73.04 pesos, dos pesos con 94 centavos más, no es satisfactorio.

El aumento decidido por la comisión, de 4.2 por ciento, que está por encima del tres por ciento de la inflación, es menor al 10 por ciento solicitado por el sector obrero.

“Por supuesto que para el sector de los trabajadores no es satisfactorio el incremento que se ha logrado pero no cabe duda que es lo que se puede otorgar en este momento y es una negociación donde hemos percibido que la intención de la comisión en estos últimos tiempos es recuperar el poder adquisitivo”, dijo el representante obrero.

 Indicó que la reforma constitucional que permite la desvinculación del salario mínimo de sanciones, multas y créditos hipotecarios es sólo uno de los pasos que se deben dar para recuperar su poder adquisitivo.

La nota aquí.