MÉXICO, DF, 15 de diciembre de 2015.- El Pleno del Senado de la República aprobó con 74 votos a favor, 20 en contra y 1 abstención, el trámite que da paso a la remisión de la reforma a los Congresos locales, donde la izquierda advirtió, puede quedar varado e impedir su entrada en vigor.

 “Hoy aprobaremos  aquí la Reforma Política del Distrito Federal y me queda duda qué harán los Congresos en los estados, qué instrucción se les dará, será para que salga rápidamente o la van a dejar ahí y la van a congelar, aunque ya sabemos que se puede aprobar una reforma en una semana como el caso de la reforma energética”, acotó el vicepresidente del Senado, Luis Sánchez, durante su intervención en tribuna.

Esto, ya que de acuerdo a la legislación vigente, para la entrada en vigor de una reforma constitucional se requiere la aprobación del 50 por ciento de los Congresos locales más uno, es decir el aval de 16 legislaturas estatales.

La nota aquí.