IGUALA, Gro., 16 de marzo de 2014.- El presidente municipal de Chilpancingo, Mario Moreno Arcos, afirmó que está en proceso de recomponer el tejido social y recomponer la estrategia para implementar mejor seguridad en Chilpancingo.

“El reto que tengo es entregarle a Chilpancingo una Policía modelo y hare todo lo que tenga que se necesite para lograr y consolidar el proyecto. No podemos permitir que la delincuencia siga rebasando a las autoridades, pero sobre todo a la sociedad que pone a sus gobiernos”, subrayó el alcalde.

Mencionó que todos los policías que no están acreditados entran en un proceso de liquidación y a todos los han tratado de acuerdo a lo que marca  la ley.

Hasta el momento han liquidado a 55 elementos, además 175 policías están en proceso de examen de confianza en la Federación,  la cual busca su capacitación.

En declaraciones hechas este sábado, al asistir al festejo del cumpleaños del delegado federal de Trabajo y aspirante a la alcaldía de Iguala, Erik Catalán Rendón, manifestó que a 15 días de la llegada de efectivos federales ha bajado la incidencia delictiva con resultados positivos.

“El reto que tengo como presidente municipal es que Chilpancingo regrese a la tranquilidad”, puntualizó.

Dijo que más allá de incrementar el número de policías en Chilpancingo, le apuesta a trabajar en la prevención del delito con la sociedad chilpancinguense, “a mí no me interesa llenar de policías Chilpancingo, lo que me interesa de manera muy especial es que haya menos delitos en Chilpancingo”.