ACAPULCO, Gro., 16 de marzo de 2014.- La diputada local priista Julieta Fernández Márquez, dejó abierta la posibilidad de buscar la candidatura de su partido a la presidencia municipal de este puerto, anticipó que rendirá en detalle su informe anual como legisladora el próximo 22 de marzo y se pronunció contra la despenalización del aborto, porque se corre el riesgo de que la interrupción del embarazo se transforme en un método anti conceptivo.

La legisladora, esposa del diputado federal y vicecoordinador de la fracción del PRI en la Cámara de Diputados, Manuel Añorve Baños, acudió a las instalaciones del PRI porteño a entregar su informe de trabajo legislativo y sostuvo una reunión con reporteros.

Sobre sus aspiraciones a ser candidata a la alcaldía, dijo que no se vale ser aspirante por ser aspirante e ir contra todo y contra todos, se vale, dijo, por el contrario trabajar y hacerlo bien. Y agregó: “ya vendrán los tiempos de definiciones; lo más importante es sacar una candidatura de unidad”.

Señaló además que los priistas “no nos debemos apasionar, debemos tener los pies bien firmes para alcanzar el objetivo que es recuperar la alcaldía”. Dijo además que estos tiempos son de oportunidad para la mujer, pues han abierto con esfuerzo una puerta, una ventana de oportunidad que debemos aprovechar y expresó que los acapulqueños decidirán si el puerto está listo para ser gobernado por una mujer.

Sobre el tema dijo además: “me da mucho gusto que todos mis compañeros priístas quieran ser presidentes municipales, y en 2015 habrá muchas elecciones; qué bueno que haya muchos aspirantes”.

Confirmó que el próximo 22 de marzo, en el Centro Internacional Acapulco, rendirá su informe de manera abierta a la población. Añadió que posteriormente hará ocho micro informes en diversas colonias “porque nos interesa estar cerca de la gente, porque hay que informar y también porque existe una obligación legal de hacerlo”.

La legisladora se manifestó tácitamente contra la despenalización del aborto. Dijo que “no se pueden trasladar las decisiones del Distrito Federal a Guerrero”, y advirtió del riesgo de que el aborto se convierta en un método anticonceptivo.

Manifestó que “hay que pensar en otro tipo de políticas; estamos preparando un programa que presentaremos a la FAO, para que todos los niños menores de cinco años sean alimentados y puedan desarrollarse, al igual que las madres gestantes; el otro, el del aborto, es un tema que se politiza y nos distrae enormemente”.