BRASIL, 9 de julio de 2014.- Parece ironía pero no, Argentina, el mayor rival de Brasil respecto al futbol de la zona, se medirá a Alemania por el título del Mundial, tras vencer en penales 4-2 a Holanda, luego de igualar 0-0 en tiempo regular y extras en la semifinal celebrada en la Arena de Sao Paulo.

El próximo domingo, en el Maracaná de Río de Janeiro, la Albiceleste buscará vengarse de tres descalabros muy dolorosos ante la Mannschaft, que la eliminó en Cuartos de Final de Sudáfrica 2010 y Alemania 2006, además de derrotarla en la Final de Italia 1990, según lo publicado en Reforma.

Sin embargo, la última vez que Argentina salió avante ante los teutones lo hizo de la mano de Diego Maradona en la Final de México 1986.

También hay duelos en Inglaterra 1966 (0-0) y en Suecia 1958 con victoria de 3-1 para los alemanes.

El partido entre la Albiceleste y la Oranje fue muy cerrado, de escasas opciones para ambos conjuntos y muy disputado en todo el terreno.

Argentina tocaría puerta al 74′, tras un centro de Enzo Pérez que remató muy cerca Gonzalo Higuaín pero el esférico pasó pegadito al poste.

En tiempo de compensación, Arjen Robben estuvo cerca de abrir el marcador, sin embargo Javier Mascherano con una barrida providencial evitó la caída de su puerta.

En la prórroga ambas escuadras se animaron pero no encontraron la contundencia frente a los arcos. Al 115′, Rodrigo Palacio dejó ir la más clara del encuentro, cuando llegó solo al área y cabeceó debil a las manos del guardameta tulipán.

Minutos después, Maxi Rodríguez recibió un servicio de Messi, mismo que prendió de volea pero sin éxito.