ACAPULCO, Gro., 15 de julio de 2014.- El militante perredista David Jiménez Rumbo aclaró que la presidencia municipal de Acapulco se la prestaron a Movimiento Ciudadano, pero que la próxima administración será de su partido.

Durante una conferencia de prensa en donde varios militantes del PRD confirmaron su adhesión a la fracción interna llamada Grupo Guerrero, afirmó que no están contentos con el trabajo del alcalde Luis Walton Aburto, pero que será el pueblo quien juzgue su trabajo.

Asimismo, lamentó que los integrantes de su partido busquen oponerse con la entrega de despensas para que no llegue a la dirigencia a nivel estatal.

Detalló que este es el primer evento del Grupo Guerrero, el cual anteriormente era Polo Guerrerense de Izquierda, conformado y presidido por el diputado asesinado Armando Chavarria.

Señaló públicamente la intención de trabajar para ocupar el cargo de dirigente del PRD en la entidad.

Sin embargo aseguró que la cúpula de ese partido pretende evitar su llegada comprando a los militantes con despensas.

Indicó que mientras él trabaja para unificar a los perredistas que hicieron a un lado la dirigencia, sus integrantes intentan continuar con la división de su partido.

Entre los asistentes al evento, realizado en la explanada del ayuntamiento de Acapulco, estuvo el Síndico Napoleón Astudillo, el regidor Ernesto Pérez, el diputado Germán Farías y José Guadalupe Perea entre otros.